Un café con… Joaquín Molina

Podríamos definir a Joaquín Molina como un hombre polifacético. Director, guionista y productor de sus propios proyectos, como ‘Nunca es tarde’ [2016], se inició en la industria audiovisual como especialista o doble de escenas en la serie de TVE ‘Águila Roja’. Esta misma labor la ha desempeñado en multitud de ficciones, entre las que destacan ‘La dama del bosque maldito’ –que acaba de pasar por el Sitges Film Festival- o la premiada internacionalmente ‘Sayón (The Executioner), serie donde también desempeñó el rol de actor. Ambos proyectos están dirigidos por George Karja y producidos por La Kátana Films. Como intérprete, además de en ‘Sayón’, ha trabajado en el cortometraje ‘Why?!’ [Daniel H. Torrado, 2015], la película ‘El manuscrito’ [Luis y José Manuel Fernández-Jardón, 2016] o el thriller dramático ‘Legionario’ [Eduardo H. Garza, 2017], entre otros. Por si esto fuera poco, a mediados del año pasado publicó la novela ‘Sethyan. Los petisos del kaos’, una fantasía épica que su autor, paradójicamente, define como ‘realista’ cuando se refiere a las batallas que se suceden durante el relato: “Si un tipo de dos metros le pega un martillazo a otro desde arriba, no vas a encontrarte con que su rival lo va a frenar con una espadita –explica-. Si te pegan semejante golpe en la cabeza, te matan. No hay más”. De todas sus facetas, en Tituloriginal hemos decidido centrarnos la de especialista para poder conocer algo mejor uno de los oficios de esta industria que pasan más desapercibidos para el gran público.

Leer más ...

Crítica en retrospectiva: ‘Border’

“Sentirás que nunca has visto nada igual”, citaba esta frase la plataforma Screen Daily y con la que no podría estar más de acuerdo.

Supongo que es porque consumo mucho cine y series y, obviamente, cada vez cuesta más toparte con algo que no te esperabas, con algo que te deje patidifuso, con algo con lo que no contabas. Y así es cómo me sentí durante todo el metraje de ‘Border’ (Ali Abbasi, 2018).

Aunque su director es iraní de nacimiento reside en Dinamarca y escoge Suecia como el contexto para rodar su segundo largometraje. Un film que mezcla la realidad más cruda con el folclore y la fantasía caracterizadas en un thriller que pocas veces has visto. Y es que su fuente de inspiración es el relato corto Gräns del autor John Ajvide Lindqvist. Puede que este escritor con apellidos casi impronunciables te suene algo más si nombramos a ‘Déjame Entrar’ (Tomas Alfredson, 2008), una película brillante basada en otro de sus escritos.

Abbasi nos cuenta la historia de Tina (Eva Melander), una mujer que siempre se ha sentido diferente a los demás.

Leer más ...

Críticas: Tras dos décadas de ‘El protegido’, M. Night Shyamalan se despide de su saga heroica con ‘Glass’

Como ha cambiado el cine en tan solo unas cuantas décadas. Como afirmó en un encuentro el director del Sitges Film Festival, Ángel Sala. “Antes, hablar del cine de superhéroes o fantástico era hablar de serie B, era lo más asequible de realizar y deleitaba a los más frikis de la casa”. Y razón no le faltaba. Poco a poco esa tendencia fue variando hasta que a día de hoy hablar de este género es hacerlo del cine taquillero de nuestro tiempo.

Esa tendencia podemos comprenderla en una saga que se inició hace casi dos décadas con el estreno de ‘El protegido’ (2000), y que ahora llegará a su conclusión con el estreno de ‘Glass. La nueva película de M. Night Shyamalan, que sigue las aventuras iniciadas por Bruce Willis y seguida posteriormente por la protagonizada por James McAvoy en ‘Múltiple’ (2016).

‘El protegido’ marco un antes y un después que se produjo bastante más tarde de lo esperado, es más, sus críticas no fueron bien recibidas en su momento, y en cambio a día de hoy se ha convertido en una película de culto. Esto me llevaría a plantearla como una wine movie. Lo que sería un film que con los años adquiere un mayor encanto tal cual le ocurre al buen vino.

Leer más ...

El vídeo de la semana: M. Night Shyamalan en el cine

Esta semana llega a las carteleras uno de los estrenos más esperados del año. Hablamos de ‘Glass’, el cierre de la trilogía heroica que sin esperarlo M. Night Shyamalan se ha sacado de la manga desde que en el año 2000 estrenase su primera entrega, ‘El protegido’. Casi veinte años que hemos tenido que esperar para ver cuál era el camino que seguiría su protagonista David Dunn (interpretado por Bruce Willis) y su mundo de héroes.

Ahora con el estreno de este desenlace (del cual presentaremos su crítica este viernes), hemos querido rendir homenaje a una figura que demasiado tiempo ha estado a la sombra del espectáculo, motivado en parte por estrepitosos estrenos como ‘El incidente’, ‘After Earth’ o ‘Airbender’, que mejor dejarlos a un lado, y si recordar grandes pelis del suspense que han marcado sobre todo a una década de principios de siglo con películas como ‘Señales’ (2002), ‘El protegido’ (2000) o ‘El sexto sentido’ (1999).

Así que con vosotros M. Night Shyamalan en el cine.

Leer más ...

Un café con… Iván Palomares

El pasado 8 de enero, en el espacio Piano Lab de Madrid, tuvo lugar un coloquio en torno a la banda sonora de la película ‘En las estrellas’ en el que participaron su director, Zoe Berriatúa, el intérprete del tema principal, Eduardo Frías, y su compositor, Iván Palomares, quien recientemente ha sido nominado a los premios Goya en la categoría de Mejor Música Original. La mayor dificultad para Palomares, según explicó, fue conseguir leer la mente del director para plasmar lo que la película requería: “Hasta que uno no tiene clara la visión del director no puede darle forma a la música, que tiene que acompañar lo que se está contado”. Berriatúa no solo es un melómano incorregible, sino que, tal y como contó el compositor, “ya desde el guion tiene la música en la cabeza; había coreografiado determinadas escenas en función de las composiciones de músicos como Ravel o Britten”, por lo que el objetivo del director respecto al trabajo de Palomares era “que compusiera algo que se te quede grabado en la cabeza y se te aferre al corazón, pero que tuviera personalidad propia dentro del tono y la estela que ya habían marcado los otros compositores”.

Un reto nada fácil de superar y que solamente pudo lograrse gracias a la capacidad de trabajo casi obsesiva que caracteriza al compositor. “En mi haber –bromeaba Berriatúa- está el haber agotado a Iván en la búsqueda del tono adecuado para la película. Era tan conciso lo que tenía que expresar que era difícil que me leyera”.

Leer más ...

Artículos