Su carrera se ha desarrollado, fundamentalmente, entre el teatro y la televisión. Tras debutar en ‘El Comisario’, en 2005, Miriam Tortosa ha pasado por series tan conocidas como ‘El cor de la ciutat’, ‘Grand Nord’, ‘El crac’ o ‘Com si fos ahir’. Respecto al teatro, sus primeros pasos los dio de la mano de Tennessee Williams (‘El zoo de cristal’), Shakespeare (‘Hamlet’), Harold Pinter (‘Traición’) o Sam Shepard (‘Una mentira de la mente’), tras lo que comenzó a participar en obras contemporáneas. El pasado 26 de septiembre estrenó la segunda temporada de ‘Coitus, la comedia’, dirigida por Óscar Contreras, con la que estará en el teatro Capitol de Barcelona hasta mediados de octubre. En el resto de las ciudades españolas, desde el 27 de septiembre podemos disfrutar de su trabajo en la gran pantalla gracias la ópera prima de Manolo Munguia, ‘H0us3’, una cinta de ciencia ficción que ha cosechado premios y alabanzas en todos los festivales de cine nacionales e internacionales en los que ha participado hasta ahora.

¿Sobre qué reflexiona la película?

Quiere reflexionar sobre la seguridad informática; sobre la manera en la que estamos expuestos ofreciendo todos nuestros datos en las redes y sobre la inconsciencia de todos nosotros ante ello.

¿Quién es tu personaje?

Mi personaje es Mónica, que es una gran hacker. Ha estudiado ingeniería informática junto a algunos de los otros personajes, que son amigos desde hace tiempo, y tiene muchísimos conocimientos…

¿Qué fue lo que más te costó del rodaje?

Pues mira, en general te digo que fue un gran reto porque soy una inepta de la informática, se lo básico. A medida que íbamos leyendo el guion, tuve una gran cantidad de preguntas y aprendí mucho en su momento. También te tengo que reconocer que ahora se me ha olvidado gran parte de lo que me explicaron porque mi mente no abarca tanta historia –dice entre risas-, mi cerebro no está creado para eso… Sí que he tomado mucha más conciencia de la poca seguridad que tenemos. Incluso, tanto mis compañeros como yo, fuimos adquiriendo ciertos miedos a medida que íbamos avanzando en el guion porque nos dábamos cuenta de que somos tan vulnerables y de que pueden acceder a nuestras vidas de una manera tan inmediata con un solo clic… Además, seguramente todos tenemos muchas contraseñas que repetimos una y otra vez o que son muy fáciles de descifrar para la gente que tiene grandes conocimientos. De hecho, hay un juego en la película, que es verídico y que también hacía el director, que es ingeniero informático, que consiste en adivinar la contraseña de cada uno con pocas preguntas. Es una pasada porque, como tenemos tantas contraseñas en todas partes, intentamos elegirlas fáciles: el nombre de mis hijos, el año que nací, mi DNI, mi número de teléfono… Y para un hacker es facilísimo averiguarlas. Así que, tanto mis compañeros como yo, tomamos conciencia, cambiamos nuestras contraseñas y lo pusimos un poco más difícil.

No es la primera vez que, como actriz, participas en una ficción que reflexiona sobre las nuevas tecnologías. Hasta hace poquito estabas en una obra de teatro, ‘Likes’, en la que se habla de las redes sociales.

Exacto, sí. Además, curiosamente, uno de los actores de ‘H0us3’, Roc Esquius, era el autor de esta obra, porque también estudió Ingeniería Informática. Le gusta mucho todo lo que tiene que ver con este mundo, por lo que se inventó una obra que habla de las redes sociales; concretamente, de Instagram, de cómo puede cambiar nuestro comportamiento, nuestra forma de vida… No tiene nada que ver con esta película, pero sí que trata sobre las nuevas tecnologías. ‘Likes’ era una crítica a cómo todos deseamos que nos hagan like; o sea, la popularidad, porque parece que si no tienes un cierto número de seguidores no eres nadie o que si no tienes Instagram no eres público y tu vida no es interesante. De algún modo, creo que la crítica de esa obra, y que yo misma hago de la sociedad, es que muchas veces mentimos y proyectamos una falsa vida llena de felicidad, de muchísimo trabajo, de muchísimos amigos, con una gran cantidad de filtros que nos ocultan las imperfecciones… En mi opinión es como una gran mentira. Incluso, en nuestra profesión como actores, nos piden muchos seguidores. Ha habido casos en los que, si no tienes un determinado número de seguidores, no quieren ni hacerte el casting. Parece que el mundo se está volviendo un poco loco.

Volviendo a ‘H0us3’, es una película muy coral. ¿Modificó esto de alguna forma tu manera de construir o de perfilar tu personaje?

No… Para mí, el hecho de que en el cine se haga algo tan coral es más complicado. En una obra de teatro estás allí presente, hay mucha escucha, te vas pisando los diálogos… Pero la manera que se tiene de rodar en el cine, y concretamente esta película, que fue muy ambiciosa porque rodar 800 planos en solo 18 días era una locura, provoca que, en ocasiones… El espectador aprecia que siempre estamos todos los actores en la mesa, pero en realidad no fue así. Muchas veces teníamos un plano en el que salíamos dos y el resto de los actores no estaba. Eso complica un poco el feedback… Yo me alimento mucho de las miradas de los compañeros y de lo que está ocurriendo en ese instante y la manera en la que se rueda en el cine hace que el motor te lo tengas que ir creando cada dos por tres para no perder el hilo de la energía que se necesitaba en cada momento. Por eso es tan importante el montaje en una película, para hacerte creer que hay una energía superchula y con todos los compis en la mesa aunque en realidad no sea así.

Me decías que Manolo Munguia es ingeniero informático… Como director, ¿le presta más atención a las máquinas que a los actores?

Tiene unos grandes conocimientos informáticos y ahí era el gran maestro, ¿no? En plan: “Guíanos, Manolo”. Y era él quien nos decía por dónde teníamos que ir y por qué hacíamos lo que hacíamos. Al fin y al cabo, lo que un actor le pide a un director es saber por qué hace lo que hace porque, si no, vamos perdidos y no sabemos dónde cogernos para sacar adelante nuestro personaje. Y Manolo fue estupendo; sabía contestar a absolutamente todas nuestras preguntas y era un director muy abierto a las propuestas que le podíamos hacer o a interesarse por nuestro estado, si estábamos bien, si podíamos tirar por aquí o por allí… Nos hacía probar. Estuvimos dos meses ensayando en su casa y estuvimos intentando encontrar el punto de cada personaje poco a poco, nos iba guiando… Fue muy interesante.

La ciencia ficción no es un género demasiado habitual en España y no sé si fue uno de los motivos por los que te sentiste atraída por el proyecto.

Sí, de hecho me recordó un poco a… No sé si conoces la serie ‘Black mirror’, donde se usa un poco la ciencia ficción aplicada a las nuevas tecnologías, hasta dónde podemos llegar en un futuro. Y cuando veía la serie tenía la sensación de que sí, es ciencia ficción, pero es que puede pasar. Y eso fue lo que me atrajo mucho de ‘H0us3’ que, salvando las diferencias, sobre todo económicas, podría resultar un capítulo de ‘Black mirror’ porque habla sobre cómo, utilizando una herramienta, el móvil, y los conocimientos que tenemos sobre ella, podemos hacer muchas cosas. Hay una parte de ciencia ficción que no te voy a desvelar para no hacer spoiler, pero lo que se descubre a partir de unos archivos que encuentra uno de los personajes… Parte del mensaje que se le transmite al espectador es que la información es poder y qué hacer con ella depende de la ética y de la moral de cada uno. Eso me atrajo muchísimo de esta película.

‘H0us3’ ha participado en el Festival Internacional de Cine de Shanghai, la nominaron como mejor película extranjera en el de Edimburgo, arrasó en el CineFan Fest de Úbeda, en el de Torremolinos… ¿Crees que incentivará a la gente a que vaya a verla?

Sí, la verdad… Mira, te voy a ser sincera. Estamos muy sorprendidos con todo esto porque no sabíamos hasta dónde podía llegar esta película. Nadie imaginaba ganar tantos premios; creo que ha acumulado unos 16 o 17 en todos los festivales en los que ha estado. Ha tenido un recibimiento inesperado y estamos todos alucinando. Evidentemente esto ayudará a atraer a la gente a las salas; como mínimo, la expectativa de ver qué es eso que se ha llevado tantos premios. Es una película independiente y hay que mirarla con estos ojos y con la certeza de que hay películas que tienen muchísimo poder adquisitivo, pero que este no ha sido el caso; esta película es muy humilde, con ganas de explicar algo y está hecha con mucho amor. El director ha puesto todos sus ahorros en ella, se ha arriesgado, y eso ha hecho que todos los actores nos volquemos y hayamos puesto todo nuestros esfuerzos para que la película saliera lo mejor posible y estamos muy contentos con el resultado. Ahora a ver qué tal funciona en taquilla.

Después de trabajar en ‘Sacramento’ [Carlos Cañeque], en 2015, esta ha sido tu segunda película, ¿en qué has evolucionado como actriz desde entonces?

En realidad esta es la primera película en la que aparezco con un personaje con bastante peso. Hice una intervención en ‘Una pistola en cada mano’ [Cesc Gay, 2012], pero fue muy poca cosa, o ‘El juego del ahorcado’ [Manuel Gómez Pereira, 2008]… En ‘Sacramento’ sí que tuve unas cuantas secuencias más, pero como actriz no te puedo decir que hubiera una gran evolución de mi personaje; era secundario, tenía poca duración… No era importante dentro de la película. En ‘H0us3’, sí, por lo que, a nivel interpretativo, casi que la considero mi primera película de peso. ¿Como evolución? Bueno, esta película me ha permitido desarrollar más los arcos emocionales del personaje, tener un principio y un final… Le pasan más cosas al personaje, tiene más proyección, más vida… Pero, desde el 2015 que me has dado como referencia, he ido aprendiendo sobre todo trabajando mucho en televisión y en teatro; aunque no tienen nada que ver con el cine, sí me han ido curtiendo y dando herramientas para afrontar los personajes con mayor madurez.

Precisamente, tu trayectoria en el teatro y en la tele, ¿qué crees que dice de ti como actriz?

La verdad es que estoy muy contenta porque, por ahora, no tengo haters. Evidentemente, siempre habrá alguien al no le guste lo que hago, no le puedes gustar a todo el mundo. Pero, por ahora, en las entrevistas o en el feddbakc que he tenido en las redes sociales siempre ha sido muy positivo y las críticas en teatro siempre han sido buenas. Hablo en general, ¿eh? Y eso, claro, es muy alentador y te da mayor seguridad para seguir afrontando tu trabajo. Es que la gente se piensa que los actores somos muy echaos pa´lante y que tenemos mucha seguridad en nosotros mismos para subirnos a un escenario y que nos graben, pero, en realidad, somos muy vulnerables. En un trabajo, pongámoslo entre comillas, normal no estás expuesto a la opinión crítica del público y como con las redes sociales es tan fácil que la gente que no te conoce, de manera anónima, pueda quedarse a gusto… Pero hay que estar por encima de eso, quedarte con la crítica más genérica e intentar pasar. Yo de hecho estoy intentando prometerme no mirar las críticas de esta peli porque puede afectar, aunque sea mínimamente, a mi trabajo y no quiero que me pase.

De aquí a 20 años, ¿qué tipo de personajes te gustaría hacer o en qué tipo de proyectos te gustaría estar?

Mira, de aquí a 20 años lo que quiero es trabajar, que parece que en este país cuesta muchísimo. Es una profesión muy inestable en la que no solo cuesta llegar sino, sobre todo, mantenerse. Parece ser también que, aunque ahora estén cambiando las cosas un poco, quizás somos más actrices que actores y, sin embargo, hay más papeles para ellos que para nosotras; parece que no haya historias interesantes que contar sobre mujeres. Y creo que se debe a que hay menos directoras y menos mujeres guionistas, pero esto está cambiando y poco a poco creo que se le está dando más protagonismo a las mujeres de distintas edades. Además, también nos piden más belleza a nosotras… Y esto no te lo digo yo, ¿eh? Me lo han dicho a mí directores de casting; es algo que está pasando y es muy frustrante. Si me dices que escriba la carta a los Reyes, ¿qué pediría? Trabajar en teatro, en cine y en televisión. Me gusta mucho cambiar las maneras de hacer. En teatro se vive el directo, pase lo que pase la obra tiene que seguir y el feedback con el público es catártico. En televisión, por otro lado, es más entretenido porque las tramas que te van viniendo van evolucionando, no es cada día lo mismo como ocurre en el teatro. Y el cine te permite más ensayos, es más lento, no tienes el estrés de la series diarias… No podría quedarme con una cosa; me gustaría hacer de todo y con personajes muy variopintos. Me gustan mucho los personajes con mucha fuerza, es como una característica mía y es para lo que más me llaman, aunque me gustaría hacer algo bastante desgarrador. En teatro, por ejemplo, me suelen coger para comedia y en televisión, para drama y me gustaría invertir el orden. Esa sería mi carta a los Reyes.

Además de en los cines, gracias al estreno de ‘H0us3’, ¿dónde más te podemos ver?

Justamente el pasado 26 de septiembre empecé la segunda temporada de ‘Coitus, la comedia’, dirigida por Óscar Contreras. Estoy en el Teatro Capitol con Isidre Montserrat, que es un amor de persona y de actor; es un gusto trabajar con él. La primera temporada tuvo mucho éxito, pero tuvimos que parar porque hubo una inundación en el teatro a causa de un reventón que hubo en el hotel de al lado y no sabíamos si podrían arreglarlo y volver a abrir. Por suerte, ha sido así y volvemos. Y luego hay proyectos, tengo ofertas, pero no puedo decir nada todavía porque hasta que no se firme no hay nada seguro. Pero bueno, estoy muy contenta porque me están ofreciendo cosas y estoy en activo. Es verdad que pasa que cuando tienes trabajo te sale más trabajo porque tienes visibilidad, así que esperemos que siga así por mucho tiempo y ojalá también pueda combinarlo con televisión, quién sabe…

Por María Cappa