Megyn Kelly, Gretchen Carslon, Rudi Bakhtiar, Roger Ailes, Brian Wilson… quizás solo sean nombres sin importancia, personajes de una película que ves en los cines y luego te olvidas… quizás. Habrá gente a la que esta película no le resuene para nada, pero para otros, este film marca un precedente de un tema del que se tiene que seguir hablando porque claramente, aún no se ha resuelto. La película se estrena en España en pleno juicio de Harvey Weinstein. En Estados Unidos se estrena casi a la vez que ‘The Morning Show’ que también va de acoso sexual en el trabajo, y meses después de la miniserie ‘The Loudest Voice’ que también va sobre Roger Ailes. No es que la gente se esté volviendo pesada ahora con este tema, o que hayan encontrado una mina de oro. Para nada, porque es un tema muy incómodo de ver. Esto demuestra que por fin se ha abierto la puerta hacia poder hablar del tema sin miedo. No es normal que te pidan favores sexuales a cambio de trabajo, no, simplemente, no es normal.

El ritmo de la película te mantiene en tensión todo el tiempo. Los 109 minutos que dura pasan volando. Por una parte, quieres saber lo que pasa, pero por otra, no puedes soportar que esté pasando lo que está pasando. Es una situación muy incómoda, pero te sientes como si estuvieras viendo una película de acción. La banda sonora ayuda bastante a crear este ambiente del que no puedes escapar. La increíble escena del ascensor (también es el tráiler) es una de las mejores escenas de todo el metraje. Durante casi un minuto y medio te das cuenta de que estás intentando aguantar la respiración porque no puedes creer que vaya a pasar lo que va a pasar. Las tres magníficas actrices captan a la perfección la angustia de ese momento en el que sabes el destino de esas mujeres y no puedes hacer nada por ayudarlas. Si de algo peca la película, es de ser demasiado puritana y de ser muy benévolo con Ailes. Incluso las mujeres reales, porque está basada en un caso real muy famoso, dicen esto. Recomiendo que veáis esta charla de las mujeres reales sobre sus reacciones al ver la película, pero después de verla vosotros.

Jay Roach hace un buen trabajo captando la esencia de la situación. Incluso Jon Poll crea un meta de la situación al insertar imágenes de archivo de manera muy sutil y sin que quede fuera de lugar. Entre los dos han explicado el escándalo de este noticiero como si fuera una noticia. Donde tengo mis reparos y me parece que flojea la película un poco es en el guion por Charles Randolph. Suelo pensar que para entender a una mujer debería haber una mujer participando en el guion, y para entender a un hombre, un hombre y que por eso debería haber por lo menos dos guionistas. En este caso, es especialmente visible porque hay ciertas situaciones y frases que no diríamos, y teniendo en cuenta la delicadeza del tema que trata el film, han fallado en este aspecto y esto es lo que ha restado puntos al final. Por ejemplo, [SPOILER] hay una escena en la que Kayla (Margot Robbie) le echa la culpa a Megyn (Charlize Theron) por el abuso que ha sufrido. Esto me pareció totalmente irreal y que sobraba. De hecho, viendo entrevistas de las mujeres reales, lo que más repiten es la solidaridad y el compañerismo que hubo entre las mujeres abusadas y no abusadas para contar sus historias. [FIN DE SPOILER]. Se dieron fuerza entre ellas, no se recriminaban nada como hacen en esta película. Aun así, Margot Robbie borda el personaje y por eso está nominada al Óscar a mejor actriz de reparto.

Las tres mujeres nos deleitan con una de sus mejores interpretaciones y las tres han estado nominadas y han ganado muchos premios este año por ello. En el caso de Charlize Theron incluso cambia su voz para asemejarse a la Megyn Kelly de verdad. El maquillaje y la caracterización de Theron y Nicole Kidman (que hace de Gretchen Carlson) son espectaculares y consigue ganar un Oscar. Kelly ha dicho varias veces que se sorprendió al ver el parecido con ella y que su hijo al ver el poster de la película admitió estar confundido. Charlize Theron nos muestra una mujer fuerte, ambiciosa, e increíblemente inteligente que también es cariñosa y tiene un corazón enorme. Pero el papel del cual más me ha sorprendido la interpretación, aunque también es el que menos me ha gustado como personaje, es la de Margot Robbie. Su cara, sus expresiones y su manera de hablar son simplemente increíbles. No debió ser fácil interpretar de esa manera muchas de las escenas bastante incómodas y reales que tuvo que hacer, y gracias a su manera de actuarlas, no sentimos identificadas con muchas de las mujeres que sufrieron los abusos de poder.

Este caso fue la precuela del #metoo y el movimiento de Time’s Up, gracias a la valentía de estas mujeres que denunciaron a este hombre se pudo hacer justicia mostrando al mundo entero que, aunque seas un empresario poderoso que trabaja para uno de los magnates más importantes del mundo, hay cosas que simplemente no se pueden hacer, por mucho poder que tengas. Esta película llega en un año curioso en el que hay muchísimas películas buenas, pero parece ser que a los académicos se les ha pasado la moda de la diversidad y de la inclusión. Con un timing casi perfecto, llega ‘El escándalo’ (Bombshell) a España un par de días antes de los Oscar. Tema feminismo y mujeres a parte, es una buena película que trata sobre el poder, la ambición, la política y la industria de las noticias, y ha habido muchas películas de este estilo con más hombres en el reparto que en su momento tuvieron éxito así que, aunque sean 3 mujeres en el poster, la película tiene muchas más capas.

Calificación 7,5/10

Por Vibha D.M