Una vez más Netflix nos crea un mundo con una fotografía bonita y unos colores mágicos. El guion por eso, es directo y poco sutil, vamos, que nos lo dan todo bien mascado. El concepto que crea el director Alex Garland (conocido por la novela ‘La Playa’ y los guiones de ‘28 Days Later’ (2002), ‘Sunshine’ (2007)) basado en la novela de Jeff VanderMeer es, como poco, interesante, pero los temas de la historia transcurren lentamente y se repiten. Es decir, como público andamos cuatro pasos por delante siempre, y esto llega a cansar. No obstante, el concepto de que unos organismos quieren aniquilar el mundo de una manera contraria a como se crea la humanidad es bonito.

También es interesante que los personajes principales, y las que llevan el peso de la expedición para averiguar qué está expandiéndose con intención de destruir el mundo son 5 mujeres inteligentes, científicas y fuertes que no tienen nada que envidiarles a las expediciones militares anteriores compuestas exclusivamente por hombres.

Este film habla de la mujer, del amor, de la ciencia y de la motivación por salvar a los seres queridos y el mundo en general. Todos son temas de peso para acabar siendo una película interesante, el problema ha sido el ritmo lento y fallido de la composición. Lo que nos lleva a pensar si realmente el film ha tenido su proceso lento y elaborado de escribir y a preguntarse realmente si la trama está bien desarrollada, o si por el contrario todo ha ido directamente de la sala de escritura al set de rodaje.

El problema de ‘Annihilation’, más que su poca fuerza a la hora de determinar su acabado final, es que Neflix nuevamente nos ha vuelto a intentar convencer de que lo que realmente íbamos a ver era de nuevo otra obra maestra. Ya paso con ‘The Cloverfield Paradox’ (Julius Onah, 2018), ‘Mute’ (Duncan Jones, 2018) y ahora con ‘Annihilation’. Tres decepciones en menos de dos meses que nos hacen realmente plantearnos si de verdad cuando un film no se estrena en salas de cine es porque su calidad no es apta para el espectador más exigente de las salas de cine convencionales. Ya que, si bien los tres films intentaron su venta internacional con Paramount, Fox, etc., y ninguna de ellas quisieron hacerse a cago de ambos metrajes por algo sería.

Otro de los sabores agridulces es ver desaprovechado el talento de Natalie Portman, Jennifer Jason Leigh, Tessa Thompson y Oscar Isaac en personajes vacíos y planos que no muestran ningún tipo de arco más allá que el demostrado en cada uno de ellos en sus respectivas presentaciones. Una pena para un film que realmente tenía un aliciente muy interesante para poder vendernos un nuevo metraje que cambiase algunas bases de la ciencia ficción.

Por Vibha D.M. y Mario DC Carbajosa

Calificación: 6/10