La Farga de L’Hospitalet de Llobregat en Barcelona acogió el fin de semana del 17, 18 y 19 de mayo el Salón del Cine y las Series. Un evento dedicado a los amantes de la pequeña y gran pantalla que contó con más de 100 expositores y 35 charlas junto a unas 12 exposiciones y actividades.

Parece que los organizadores buscaron las fechas a conciencia. Justo la misma noche que terminaba este evento tendría lugar el tan esperado último capítulo de ‘Juego de Tronos’. Y es que no cabe duda de que es una de las series que se han llevado consigo más suspiros, lágrimas y desesperación por parte de sus espectadores, los cuales estaban expectantes a cuál sería el tan esperado final. Para poner la puesta a punto el domingo 19 de mayo tuvo lugar la charla de Sergio de la Torre, actor y figurante de la serie más emblemática de todos los tiempos. Entresijos y curiosidades que siempre gustan a los verdaderos seguidores de ‘Canción de Hielo y Fuego’.

¿Eres más de libro o de peli? ‘Black Mirror’ o ‘El Señor de los Anillos’ fueron los focos principales para hablar sobre la conexión entre el cine, las series y la literatura el viernes por la tarde. Un buen momento para charlar con Guillermo Tato, autor de ‘REC: El libro oficial’, y Vicky Hidalgo, editora de Minotauro, que seguro que te suena si eres seguidor de la literatura de ciencia ficción y la fantasía.

El sábado a las 17:15 Esty Quesada, más conocida como Soy Una Pringada, ofreció una charla cargada de sarcasmo sobre las películas que más le habían influido. Las 19h de la tarde fue un gran momento para hablar de ciencia teniendo como telón de fondo la famosísima serie ‘The Big Bang Theory’. Una charla conmovedora con la que entender las dificultades de un guión que necesitaba apoyarse en hechos y evidencias científicas que enamoró a los más empíricos como a los apasionados de la fantasía en un mismo producto.

Volvemos al domingo, un día destacado por las charlas, para encontrarnos con el equipo Hache, dobladores que se dieron a conocer con el canal de Youtube ‘Hdub’ en el que llevaban a cabo parodias de Disney, ‘El Señor de los Anillos’ o ‘Harry Potter’ y que trataron las diferencias en los doblajes para Youtube con la profesión del doblaje profesional. Momentazos como el #sicansías evocaron en temas más serios relacionados con las condiciones y el estado actual de los dobladores a nivel nacional.

El cine de comedia se trató a la 13h ese mismo día con un “vermut” junto al actor catalán Miki Esparbé y Paco Caballero, director de ‘Perdiendo el Este’ (2019). Una hora perfecta para hablar de comedia y saber cómo preparan sus proyectos desde dos visiones diferentes: la del actor y la del director. Aunque sea domingo también es momento para algo de acción. Por eso no podían faltar los efectos especiales y el mundo de los especialistas contado por Lluis Rivera, ganador del Goya a Mejores Efectos Especiales por el film ‘Súper Lopez’ (Javier Ruiz Caldera, 2018).

Era curioso pasear entre las decenas de tiendas cargadas de merchandising, figuras, libros, máscaras, disfraces y hasta de productos gastronómicos y snacks marcados por nuestras series y películas favoritas mientras te topabas con Daenerys, con Alien o con Thor. Además de las múltiples charlas podías disfrutar durante los tres días de una preciosa exposición de trajes de ciencia ficción originales como ‘V’, ‘Stargate’ o las ‘Crónicas de Riddick’. Asimismo, una preciosa exposición de más de 100 objetos originales de películas como pueden ser el guión original de ‘Billy Elliot’ o las propias armas de ‘Conan, el Bárbaro’. Un repaso por el mundo del manga y el anime o exposiciones de carteles de cine originales eran muchas de las paradas obligadas para disfrutar al 70% de este salón. Porque el 30% restante lo encontrabas en los diversos talleres que no tenían desperdicio.

Entre ellos se hallaban los de stunts o especialistas en los que te enseñaban como “recibir” los golpes durante una película de acción. O cómo crear foleys utilizando cualquier tipo de objeto como un papel o lechugas para poder crear sonidos similares a los caballos o las escopetas,

Y, por supuesto, no podían faltar los zombies en un espacio como éste. Sumergirte en una experiencia de terror en formato película cargada de estos muertos vivientes a la que podías acceder de manera individual o en grupos.

En resumen, no había manera de aburrirte en uno de los salones que, ojalá, sigan llevándose a cabo en años venideros.

Por Ariadna Ghibril