Ya os voy advirtiendo que es una de las mejores pelis que he visto desde que hago críticas cinematográficas.

Es completamente sublime, no hay nada que te desconecte y para mi la “NO DESCONEXIÓN” es muy muy importante porque si estás conectado quiere decir que detrás hay muchas cosas que te lo hacen estar.

No soy nada fan de Elton John. Antes de ver la peli no hubiera sabido decir ninguna canción suya. Obviamente conozco y conocía canciones suyas pero no podría haber dicho que eran suyas. Y da exactamente igual. La peli te sobrecoge y emociona aunque no sepas quien es.

En ‘Rocketman’ (Dexter Fletcher, 2019) sí que tenemos una biografía bien contada. Sin medias tintas, sin esconderte detrás de un personaje con mil autorreferencias para que quede claro que estás hablando de ti. Aquí es Elton a tope, desde que tocó por primera vez un piano, hasta su vida actual, pasando por amores y desamores y sobredosis de varias drogas la vez.

A parte de el buen biopic que la película hace del artista y la persona, todo lo que lo envuelve es majestuoso, tanto el éxito como la decadencia, todo es muy bueno, con una estética perfecta y muy bien trabajada.

Es un musical. Pero un musical de verdad. Los actores cantan, hay bailes y coreografías, vestuario, iluminación de musical, momentos y situaciones de musical y todo lo que tenga que ver que se os venga a la cabeza que esté relacionado con musical. Pero un musical comedido, utilizando el recurso de la música y las canciones en momentos perfectos, exactos y nada forzados. Canciones que te ponen los pelos de punta porque reconoces en los primeros acordes, canciones que no descubres cuales son hasta que no avanza un poco la canción porque vemos a Elton componiendolas en ese mismo momento…

El vestuario también es maravilloso, cada mínimo detalle, no solo de los vestuarios esperpénticos de Elton, sino de todos los actores de la película y extras en general, están cuidados al milímetro. Es uno de los elementos que más me gustaría destacar, el vestuario. Ya no solo por su cuidado milimétrico sino por las reproducciones a los originales que podemos ver en una secuencia de créditos también maravillosa al final del film.

En algunas críticas/crónicas no he mencionado a los actores pero aquí me gustaría hacer una mención especial a los tres actores que hacen de Elton, tanto al niño, al joven y al un poco menos joven. Los tres hacen un trabajo espectacular, sublime, apoteósico, cantando, bailando y tocando el piano. Secuencias alegres, secuencias tristes, secuencias de ira, de dolor, lentas, rápidas… Todas y cada una de ellas interpretadas a la perfección. También me gustaría destacar la actuación de Bryce Dallas Howard como madre, la cual sugiere sentimientos encontrados entre odio y amor hacia su personaje, cosa no fácil en un secundario con poco guión.

En cuanto a dirección y guión creo que estamos ante un buen trabajo. Las elipsis temporales me parecen fantásticas, se entienden a la perfección y no hace falta marcarlas ni evidenciarlas más. Hay planos realmente bellos que nos transportan a mundos oníricos que no sabemos si son creados por las drogas o por la imaginación de Sir Elton John, y que de primeras nunca dirías que encajarían en un biopic. La escena bajo la piscina es de una belleza magistral tanto estéticamente como de carga de significado.

Me gustaría elogiar mil cosas más de esta película pero quiero acabar diciendo que hay que ser muy valiente para mostrar tu vida tal cual, cruda y dura, de la forma en la que lo ha hecho Elton John en ‘Rocketman’.

Calificación: 9/10

Por Alex Mas