¡Ya está aquí el villano más temible de Spider-Man! O al menos es como siempre ha sido en los comics del hombre araña, a excepción de los ultimate´s, universos ampliados de la historia, etc. Ya que varían incluso el protagonismo del super héroe.

Mucho ha costado que Sony pueda presentar al mundo esta reversión del personaje de ‘Venom’ dirigida por Ruben Fleischer (‘Zombieland’, 2009) con un Tom Hardy como protagonista a la par de productor.

‘Venom’ nos ofrece un puro entretenimiento desde sus inicios, marcados sobre todo por una moralidad que guía el mensaje del film; ¿Es correcto deshumanizarnos si la persona más influyente está dispuesta a ello? Una idea contraria que sigue un Eddie Brock (interpretado por Hardy) preVenom que le llevará totalmente al fracasado tras intentar hundir al CEO de la compañía LIFE, manejada por un Carlton Drake interpretado por Riz Ahmed. Eso lleva a Brock a la caída en picado hasta que Venom llega su vida. A partir de ahí el ritmo del film acelera y la adrenalina se dispara tal cual la película ‘Crank’ (Neveldine & Taylor, 2006), pero con una actitud más contenida que nos lleva a un final de lo más “explosivo” que nos lleva a la idea de un Venom abriéndose paso en el mundo cinematográfico Marvel.

Hasta aquí el resumen de un film que además contempla una trama amorosa con su coprotagonista Michelle Williams encarnado una de las escenas más emblemáticas del film demostrando que la lucha no solo es de los hombres.

Un interesante entretenimiento es lo que podría considerarse Venom. Ahora, la pena es no poder ir más allá y hablar de ella como la película que todos esperamos, pues sería mentirnos a todos. Si bien las claves eran buenas, pero el acabado final acaba no siendo todo lo ilusionante que prometía.

Por un lado a nuestro parecer, Hardy es todo un poderos de la interpretación y su carisma es de sobra conocido. Pero en ‘Venom’, ese carisma misteriosamente desaparece e incluso por momento parece que hasta sobreactua. Claro que tampoco es fácil centrarse bien en el personaje, ya que este cambia repentinamente de idea moral a cada paso con su simbionte y lo cierto es que desconcierta al espectador, pues en este film no vemos a un Venom villano, sino más bien gamberro y hasta con ganas de salvar al mundo, entonces… ¿Se enfrentara a Spidey como el villano que conocemos? Esta claro que los planes han cambiado y Marvel pretende darle otra visión al personaje otorgándole en esta ocasión un heroísmo desconocido para el fanático de Spider-Man.

A destacar del film aunque sea de forma no muy favorable, es su repertorio de efectos digitales, pues para realizar esta crítica nos hemos empapado a ver las escenas en la tercera entrega de Spiderman (suplicio, lo sabemos) para ver las diferencias entre ambos Venom y lo cierto es que sorpresivamente. El simbionte que vemos de Sam Raimi se le ve más cuidado técnicamente, ya que en esta nueva versión apenas le vemos en su esplendor y si bien las imágenes borrosas cada vez que aparece Venom, preceden y dificultan la visibilidad del espectador.

Pero no todo son cosas malas en ‘Venom’, para nada. Es cierto que no es la película perfecta, es más hoy en día en el blockbuster cuesta encontrar lo que antes ofrecía este subgénero de superhéroes, pero también hay que avisar de tu que visionado resulta bastante fresco y digerible, además de incluso hasta atractivo poder ver como continuara lo que parece haber sido el principio de una saga bastante interesante que cambiando algunos acontecimientos podría mejorar considerablemente.

 

Calificación: 5,5/10

Por Mario Carbajosa