En la rueda de prensa el equipo de Craft nos prometía una programación distinta con películas de aquellas que te obligan a reflexionar. Nos decían que abriéramos nuestra percepción y eso hice. Me dejé llevar por los títulos no comerciales, por las puestas en escena baratas, pero de historias muy ricas. Este pasado fin de semana hemos podido viajar al espacio exterior, vivir debajo de un puente o aprender sobre los viajes en el tiempo a la vez que hemos acompañado a personajes a superarse a sí mismos, a romper con lo establecido y vivir la vida que realmente quieren.

Hemos podido hacer todo esto a través de 6 películas muy interesantes de los cuales 2 son dirigidas por mujeres. No es que sea estrictamente necesario hacer esto, pero ha sido muy interesante ver un equilibrio entre personajes masculinos y femeninos y ver la cotidianeidad de las mujeres plasmadas con tanta naturalidad en la pantalla sin tener que llegar a ese punto que a veces nos hace decir “pero que pesada, borde o tonta esta tía” para mostrar un arco de transformación del personaje principal.

Mi top 3 del festival:

En el puesto número tres pongo a Die Korper Der Astronauten (Alisa Berger, Alemania, 2017). Esta película me ha parecido interesante por cómo muestra la superación de un padre alcohólico que supera la perdida de su mujer desde el punto de vista de sus hijas. Me ha encantado la manera sutil de mostrar el deseo femenino. La escena en la que la hija mayor se prepara para perder la virginidad con un chico que le interesa más drogarse y estar abrazados que otra cosa, se depila el vello púbico, se maquilla y se viste bien porque tiene ganas. No hay pudor, si no realismo. Minimalista con cuatro personajes que se reparten el peso del principal que sueñan y hacen frente a la dura vida a partes iguales.

En el puesto número dos pongo a Consolation (Pawel Podlejski, Polonia, 2016). Aunque esta haya sido la favorita del jurado y me haya gustado mucho, reservo el primer puesto para otra. Esta película barata donde las haya, es en partes onírica, en partes realista, dura y divertida a la vez. Tiene un guion que se sostiene perfectamente por los diálogos intimistas y hace una cosa que hoy en día no hacen las películas comerciales, termina cuando tiene que terminar, ni un frame más tarde.

Mi primer puesto es para Paradoxical (Mu-Ming Tsai, Taiwán, 2017). Puede que haya habido películas más redondas en esta segunda edición, pero la combinación de los temas que trata me ha cautivado. La metáfora sobre la vida dentro de un contexto de ciencia ficción sobre viajes en el tiempo junto a la lucha entre hacer lo que se espera de uno y lo que se quiere hacer me ha parecido muy acertada. Además, tiene una historia de amor que te hace cuestionar al espectador varias veces qué es la realidad construida de nuestros actos versus la realidad en general y su montaje es concisa explicando mucho con poco.

En general todos los films han sido muy interesantes y no se deben olvidar. Por eso es bueno saber que, si no has tenido oportunidad de asistir al festival, van a ver Craft film nights a lo largo del año para disfrutar de estas películas que realmente te hacen abrir tu percepción. Ya concluida la segunda edición del Craft Film Festival Barcelona que se celebró en Cinemes Girona, esperamos con ganas la tercera.