Durante la semana del 9 de abril hasta el 13, Madrid acogerá la edición número XX de la Semana del Cortometraje, en donde se proyectarán 32 cortos subvencionados por el Gobierno de la Comunidad de Madrid que competirán por conseguir ser el mejor.

Sin embargo, esta Semana del Cortometraje presenta tres grandes ventajas:

1. Los cortometrajes que participan podrán optar a llevarse uno de los ocho premios que van a entregarse al final de la semana gracias a Madrid en Corto o beneficiarse de parte de los 26.000 que repartirá Telemadrid/La Otra. Dichos premios      económicos serán repartidos de la siguiente forma: uno de 6.000€ y otros cinco de 4.000€

       2. Los espectadores podrán asistir gratuitamente (hasta completar aforo) a las proyecciones de los proyectos en el Círculo de Bellas Artes y disfrutar de las diferentes historias que presentan los creadores. Sin embargo, de forma simultánea otras instituciones realizarán proyecciones a modo de homenaje o sesiones infantiles para completar una semana llena de cine.

       3. También, de forma paralela, se realizan una serie de actividades formativas a modo de talleres y masterclass que pueden ser disfrutadas por estudiantes y aficionados al cine con la finalidad de aumentar sus conocimientos en un departamento específico o de forma genérica.

De esta forma, apoyándose en estas actividades, el cortometraje se dará a conocer de forma pública y profesional, porque todavía muchos no conocen la magia que puede residir dentro de estas historias cortas que, a veces, se muestran en menos de 20 minutos y pueden llegar a alcanzar la calidad de una película de hora y media de duración.

País invitado

La XX Semana del Cortometraje en Madrid abre sus fronteras para traernos una muestra de cómo en Rumanía tratan este formato audiovisual creando grandes obras maestras. Con la presentación de cuatro cortometrajes premiados por toda Europa, Rumanía se asienta el día 13 de abril a partir de la 18:30 en el Círculo de Bellas Artes para demostrar un poco de su cultura en forma de arte audiovisual, ¿a qué esperas para apuntarte?

Actividades formativas

Si eres estudiante de cine, titulado o de forma autodidacta, disfrutar de estos talleres y masterclass puede ser muy beneficioso para tu futuro. Con la presencia de directores como Fernando Franco, Guillermo García López o Eduardo Chapero Jackson, recibirás una formación muy apropiada acerca de diferentes aspectos cinematográficos como el montaje o la dirección.

Sin embargo, existen actividades orientadas a diferentes departamento que van desde arte hasta la interpretación. Por ello, recomendamos que las personas interesadas en aprender más y aumentar sus conocimientos, echen un vistazo a la página oficial de la Semana del Cortometraje en Madrid.

¿Hay más sorpresas?

Aunque no lo creáis, sí. Nos hemos guardado algo más para el final. La ECAM, con el apoyo de la Comunidad de Madrid, otorgará un pequeño premio para aquellos realizadores de cortometrajes de ficción: el ganador irá a la preselección de los premios Goya, ¡nada más y nada menos!

Aprende y crea tus propios cortometrajes

Tengas o no la posibilidad de asistir a cualquiera de los eventos que se realizan durante esta semana en la ciudad de Madrid, puedes ir apuntando la repercusión que tiene el cortometraje como formato cinematográfico.

Muchas veces, por falta de recursos, subvenciones, etc, un aspirante a director cinematográfico o pequeñas productoras tienen que utilizar este formato para contar sus historias y… ¿cuál es el problema de ello? No hay que pensar que es menos importante que un largometraje y menos después de ver la repercusión que tiene en ciudades como Madrid, la cual le dedica una semana entera.

El cortometraje es un formato mágico, fácilmente accesible y con el que una persona o un grupo de realizadores pueden expresarse para demostrar su destreza en el tratado de la imagen o para contar historias a las que quieren darle vida.

Por ello, si tienes una idea o un equipo lleno de gente con ilusión, no lo dudes y lánzate a la creación de tu pieza audiovisual y la difusión de la misma.

 

Por Andreay Cay